Majao (p.p. de majar) [derivado del latín "malleus" (martillo)]: 'quebrantado a golpes, machacado', y también 'molesto, cansado'. Público (adj.): 'notorio, patente, manifiesto, visto o sabido por todos'.

30 mayo 2010

Baalbek


Baalbek, la antigua Heliópolis [World Heritage], en el valle de la Beká, es el lugar sagrado donde se encuentran las impresionantes ruinas del Templo griego de Júpiter. A la salida del santuario, entré en una capilla de la Ordre Libanaise Maronite. En una de las paredes del salón parroquial, almacén de imágenes de santos, y local donde los jóvenes cristianos del pueblo se reúnen para escuchar música, sestear o entrar en internet, colgaba una panorámica del conjunto arqueológico, bajo la cándida imagen del Buen Pastor, en compañía de un San Antonio de Padua.

28 mayo 2010

En el patio de la Gran Mezquita Omeya


En el patio de la Mezquita Omeya de Damasco, la chavalería juega al balón al comenzar la tarde, mientras los mayores descansan o pasean. Las familias han llegado hasta aquí peregrinando al lugar santo. Todos los niños del mundo se parecen, incluso en sus juegos en los atrios de los templos.

27 mayo 2010

El rostro de Siria (1)

Esta hiperfoto (imagen de una imagen) está tomada en una calle comercial de Damasco, del escaparate de un estudio fotográfico. Desde el fondo del tiempo nos contemplan los rostros de las élites profesionales del país. Es curioso que los semblantes más sonrientes sean de los pilotos de las fuerzas aéreas sirias. Los aviadores están hechos de otra pasta, como narra una de mis películas favoritas, The Right Stuff [wiki].

26 mayo 2010

Rial Madrit


Fútbol sin fronteras, en la calle recta de Damasco. En el Oriente próximo hace furor la afición al club blanco y al Barsilona. Incluso en Beirut, en una oficina de cambio de divisas, me contaban haber visto hacía unos días por televisión un partido del Sevilla F.C. Sin embargo, no me he encontrado con ningún aficionado sirio o libanés del Betis Balompié. Mi dispiace!

25 mayo 2010

Tras los pasos del perseguidor


"El Señor me dijo: «Levántate y ve a Damasco donde se te dirá lo que debes hacer». Pero como yo no podía ver, a causa del resplandor de esa luz, los que acompañaban me llevaron de la mano hasta Damasco. Un hombre llamado Ananías, fiel cumplidor de la Ley, que gozaba de gran prestigio entre los judíos del lugar, vino a verme y, acercándose a mí, me dijo: «Hermano Saulo, recobra la vista». Y en ese mismo instante, pude verlo." (Hch 22, 10-13).

23 mayo 2010

Escena doméstica en Trípoli, Líbano


El niño se entretenía saludando y diciendo adiós a los turistas desde la ventana. Cuando le pedí que se asomase para hacerle una foto, quería esconderse el muy vergonzoso, muerto de la risa.

.

22 mayo 2010

Obra crítica de Leopoldo Alas Clarín


Ayer me dí un garbeo por las librerías de mi ciudad, donde tuve la impresión de que el público ralea. Puede ser que en Sevilla ya haga mucho calor y que, como oía de mozo, en tiempo de melones no se dicen sermones, y menos (añado yo), se compran libros. Ahora procuro no ser pronto en usar la tarjeta de crédito, sino que me limito a echar mano de libretilla para apuntar los desiderata (ahora se dice wish list), que ya irán cayendo, D.m. Estos son:
  • Carlos Clementson (trad.), Alma minha gentil. Antología de la poesía portuguesa (Ed. Eneida, 2009) [enlace].
  • Francisco Márquez Villanueva, Moros, moriscos y turcos de Cervantes (Ed. Bellaterra, 2010) [enlace].
  • Real Academia Española, Manual de la Nueva gramática de la lengua española (2010) [enlace].
  • Antonio Sancho Corbacho, Arquitectura barroca sevillana del siglo XVIII (CSIC, 1984) [enlace].
Entretanto, hoy sábado por la mañana me he acercado a un clásico sevillano de los libros baratos, la librería Maymen de la calle Recaredo, 18, a un paso de San Roque. Me encontré con una pila de tomos de las obras completas de Leopoldo Alas Clarín, editadas hace pocos años con el patrocinio de Cajastur y el Grupo Masaveu [Ediciones Nobel]. A cinco euros la pieza, ¡un 87% de descuento sobre el PVP!, me llevé para no volver muy cargado, los dos tomos de la obra crítica, que comienza con los Solos de Clarín (1881). Muy buena oportunidad.

17 mayo 2010

El arzobispo mendigo

"Pues en verdad que no te he dar este contento, que, puesto que los agravios despiertan la cólera en los más humildes pechos, en el mío ha de padecer excepción esta regla..." (Quijote, II, Prólogo al lector).

A cuento de que, por imperativo de la UE y del FMI [El País], los funcionarios y jubilados españoles, sin contar el ejército de parados, y en fin y a la postre, todo el pueblo, habremos de soportar sacrificios que tocan a la cartera, un compañero (Miguel) me apremiaba a que avivase el tono político de este blog. Pero a mí, le respondía, no me gusta hablar de política en público, si no es acodado en un mostrador, porque salvo raras excepciones dignas de encomio, la política española me parece una sentina de vicios y corrupciones, y lo más fácil es que de política sólo comentase hilando exabruptos; vamos, quiero decir, llamando pendón desorejado a todo lo que se mueva.

Sin embargo, una gacetilla ha venido a disturbar, a modo de tábano, mi sosiego consuetudinario. Ha dicho un prócer que "la financiación pública de los partidos políticos es necesaria", pero que la Iglesia Católica "debería intentar hacer un ejercicio de austeridad de manera voluntaria y reducir el importante número de recursos económicos que le viene de las arcas públicas por lo menos durante la época de crisis"... [Religión Digital] ¡Hay que joderse! Tomémoslo como una provocación que no merece ser discutida ni un instante.

Prefiero mejor evocar la gran figura del Beato Marcelo Spínola, Cardenal Arzobispo de Sevilla [biografía], al que se le conoce como el arzobispo mendigo. Hace unos días recordaba la figura de otro gran sevillano, éste de adopción, el "cura Javierre" [majao]. Precisamente, el encargo de la biografía del Cardenal Spínola condujo a Javierre a la ciudad, donde la preparó a finales de los años cincuenta del siglo pasado. Yo poseo la edición de 1974 en la BAC, encontrada vaya a saber dónde, ya agotada. De ahí copio algunos de los trozos que relatan la leyenda del "arzobispo mendigo", que vale por cualquier afortunada apología de los hombres y mujeres de la Iglesia Católica:

"El año 1905 está siendo horrible: Sevilla sufre una sequía espantosa (...) En los últimos días de marzo marcaron los termómetros cuarenta y dos grados. Abril dejó claro que no habrá cosecha. Abrasados los pastos, mueren las reses. Llantos, rogativas (...) En mayo va una comisión de Sevilla a Madrid implorando la ayuda del gobierno... El arzobispo de Sevilla publica una circular pidiendo a las personas ricas de las zonas agrícolas que respondan sin tasa a los impulsos caritativos en la terrible situación de emergencia (...) El arzobispo Spínola quiere salir a buscar limosna personalmente por las calles (...) A medio siglo de distancia, los testigos presenciales recuerdan la hazaña. "Iba destocado; sobre sus hombros llevaba la capa morada de lanilla; el sol le abrasaba; el sudor bañaba su rostro, lívido, sofocado por el calor; en los labios, su inefable sonrisa; su caminar era lento; andaba por las calles céntricas y por los barrios bajos; entraba en los palacios y bajaba a los tugurios; visitaba casinos y entraba en las tabernas. En todas partes tendía su mano esquelética pidiendo para los pobres hambrientos, y en todas partes, ni uno solo le negó el consuelo que pedía" (...) Miles de duros reunió la Junta de Sevilla: exactamente 327.895 pesetas, que fueron distribuídas según llegaban con arreglo a un mapa de necesidades apremiantes... Ni un céntimo se distrajo en burocracia. Alfonso XIII escribió sus felicitaciones a Spínola. El gobierno se propuso condecorarle. Don Marcelo respondió: No he hecho otra cosa que cumplir con mis deberes de obispo".

Amén.

16 mayo 2010

Pequeños placeres damascenos


Un pequeño placer del callejeo en Damasco es tomarse un zumo de frutas, afición que comparten por igual nativos y visitantes. En una de tantas zumerías de la ciudad, puedes tomarte una jarra de zumo de naranjas recién exprimidas, bebido con parsimonia, viendo pasar el tiempo.

12 mayo 2010

Crisis y buenos libros

La crisis nos empuja a apretarnos el cinturón y a hacer economías. ¿Privarse de nuevos libros? ¡No, por Dios! Alguien me dice: "no compres tantos, y lee los que tienes". ¿Y la afición por las novedades? Pues, ni tanto ni tan calvo. Los libros son necesarios, porque no sólo de pan vive el hombre. Y no son tan caros como para que no podamos guardar alguna perra para emplearla en darnos un capricho tan inocente. La crisis es una oportunidad para darse a rebuscar libros baratos, en las librerías de viejo, o en los bargain bookstores, o entre las colecciones de bolsillo, por seis peniques, como en tiempos de penuria [majao]. El libro del "cura Javierre", a base de entrevistas de Antonio Lorca, publicado póstumo, cuesta 25 pelotes, aunque me hacen descuento del 5% en la librería San Pablo de la calle Sierpes. ¡Buen libro! Ahora no se puede comprar libros por impulso o al tuntún. Hay que remirar, y dejar pasar 24-48 horas para meditar la compra. El bibliófilo en tiempo de vacas flacas hace un estudio intuitivo del coste y beneficio de cada adquisición. ¿Cuesta 25 euros? ¿Y los vale? El cura Javierre tuvo una vida muy polémica, muy movida e interesante. Este libro sí que merece la pena.

11 mayo 2010

09 mayo 2010

Católicos no cristianos

Excepcional artículo de Jairo del Agua, ¡Mirad cómo se apedrean!, que refleja muy bien el clima tenso, poco cristiano, del catolicismo español, el que tenemos más cerca, y tal vez del mundial:

"¿Existen católicos "no cristianos"? Pues parece que sí, puesto que existen católicos de faca al cinto que arremeten contra todo lo que se mueve. Los hay y los ha habido siempre a lo largo de nuestra historia. Pero ahora muchos de ellos pululan por Internet como bloggers o comentaristas y arremeten contra cualquier viento nuevo sin compasión ni modales. Y lo hacen de forma reiterada, consciente, violenta, frecuentemente embozados en seudónimos y datos falsos. Es uno de los fenómenos actuales que más me llaman la atención.

"Muchos, demasiados católicos, olvidamos nuestras señas de identidad y hacemos el ridículo más sonoro. El signo por el que empezó a reconocerse a los cristianos fue aquella rotunda admiración: ¡Mirad cómo se aman! Hoy día, cualquiera que surfee un poquito por páginas religiosas podría decirnos: ¡Mirad cómo se insultan, juzgan y apedrean! ¿Por qué? Porque olvidamos el Evangelio y negamos el Espíritu.

"Repetimos lo mismo que nuestro Señor censuró: el fanatismo, el rigorismo humano y la rigidez de una religión miope que se apega a lo secundario (letra, rito, doctrina y tradición) y olvida lo principal (el amor, el Espíritu y el camino a la plenitud). Nos lo dejó clarísimo en su testamento: Os doy un mandamiento nuevo, que os améis unos a otros; igual que yo os he amado, amaos también entre vosotros. En esto conocerán que sois discípulos míos, en que os amáis unos a otros (Jn 13,34)".

Leer completo: [enlace].

07 mayo 2010

Juan Ramón, Umberto Eco, Javierre y Sevilla


Nueva Feria del Libro nuevo en Sevilla. La visita es una ocasión para echar algunos libros a la buchaca. Aquí dejo breve nota de los que he escogido, para curiosos.

Acto de investidura como Doctor Honoris Causa de la Universidad de Sevilla del Profesor Dr. Umberto Eco. Paraninfo de la Universidad de Sevilla, 17 de febrero de 2010. Laudatio a cargo del Profesor Dr. Manuel Ángel Vázquez Medel, Catedrático de Literatura y Comunicación de la Universidad de Sevilla. Discurso de Investidura del Doctor Honoris Causa Umberto Eco [4,50 euros]. Útil para conocer el recorrido de Umberto Eco, "el último de los grandes humanistas". El Doctor investido disertó sobre internet como colección de saberes: "Il www non è certamente un sistema ordinato di genere e specie ma un elenco infinito o almeno indefinito di fenomeni, definizioni, descrizioni di propietà. È l'immagine stessa dell'enciclopedia che caratterizza la cultura occidentale moderna (ed escludo i siti scritti in lingue orientali)".

Daniel Pineda Novo, Juan Ramón y el Ateneo de Sevilla. Sevilla, Fundación Cajasol, 2008 [9 euros]. El libro se publicó hace dos años, pero hasta hoy no he reparado en él. No sé si es cosa de la distribución. Muy erudito, exhaustivo, en la corriente de los estudios del "Juan Ramón sevillano". Y...

Antonio Lorca, José María Javierre. La sonrisa seductora de la Iglesia. Salamanca, Ediciones Sígueme, 2010. Semblanza de este sacerdote establecido en Sevilla, destacado publicista y "biógrafo de santos" (el último suyo fue de fray Leopoldo de Alpandeire), fallecido el año pasado. Con un número de testimonios de amigos que le trataron.

De propina, una novelita recomendada, la edición de bolsillo de El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza.

Enjoy!

05 mayo 2010

Um Kulzum, la diva de Oriente Medio


La cantante egipcia Um Kulzum (1900-1975) [wiki], objeto de la admiración, según leo en la wikipedia, de artistas como Bob Dylan, Maria Callas, Jean-Paul Sartre, Marie Laforêt, Salvador Dalí, Nico, Bono, Farin Urlaub, o Led Zeppelin, es la gran estrella de la música moderna melódica de Oriente Medio, sin distinción entre su público de sexo, raza, religión o nacionalidad. Para buscar un paralelo, siempre injusto, podríamos compararla tal vez, para que nos suene, a una Concha Piquer, una Rocío Jurado, o así. Inserto la grabación de una de sus canciones, interpretada en el Teatro Olympia de París (1967).


03 mayo 2010

Frédéric Chopin en Damasco



Los festejos del bicentenario de Frédéric Chopin tienen alcance planetario. También se ha celebrado en Damasco, con el apoyo de las embajadas polaca y francesa. El acontecimiento hace visible el valor universal de la música, que nos hermana. Todos somos igualmente hombres y mujeres, y capaces también de disfrutar de la misma belleza.

01 mayo 2010

Noticia de libros [el Tour de 1983]

Me ha llegado este libro nuevo, del pamplonés Jorge Nagore [autor]: No querían ganar. Crónica de las primeras pedaladas de la modernidad: el Tour de 1983 [Saga Editorial]. Aparte de los valores deportivos del ciclismo, que me parece heróico y apasionante como pocos deportes, esta edición tiene un valor especial para mí. La editorial ha querido usar dos fotografías mías, en la cubierta y en el interior del libro, que tomé el verano pasado en los Pirineos franceses, y que publiqué en este blog [Le Tour de France dans le Pyrénées], y me pidieron autorización para reproducirlas. La cesión ha sido desinteresada, pero me siento bien remunerado con ver que se valoran mis instantáneas, y por la profesionalidad de los editores, que respetan escrupulosamente los derechos morales de autor. ¡Enhorabuena!