21 noviembre 2014

Charles Harold Dodd

En una nueva rebusca en la Feria del Libro Antiguo de Sevilla, me he topado con una ganga. Soy mal comprador, flojito de cartera, así que he debido desestimar otra compra de 25 euros. Pero éste ha sido un hallazgo afortunado, The interpretation of the fourth gospel, by C.H. Dodd, Professor Emeritus in the University of Cambridge (Cambridge, at the University Press, 1953, reprinted 1954). La portada, con el sello universitario (hinc lucem et pocula sacra), lleva la firma del primer propietario ("Alejandro Balli, Roma 1955"). Tengo la versión castellana, la Interpretación del cuarto evangelio [Cristiandad], pero también es bonito tener a la mano el original inglés, surcado de caracteres hebráicos y griegos (incluso siríacos). Sólo por 3 euros, del librero Antonio Castro. La fotografía del Profesor Dodd (1884-1973) procede de la National Portrait Gallery (Londres), realizada por Walter Stoneman en 1946 [npg].

17 noviembre 2014

Mi crónica de la Feria del Libro Antiguo

Los dioses clementes nos conceden volver a disfrutar de otra Feria del Libro Antiguo de Sevilla. La edición de este año está dedicada a la memoria del poeta sevillano Fernando Ortiz (1947-2014), fallecido el mes de enero. Hace tres años reseñábamos (aquí) la publicación de su Poesía de una vida. Antología poética 1978-2011, editada por la Diputación. Que en paz descanse, ya no lo volveremos a ver deambulando por la calle Sierpes. La perspectiva de la muerte nos hace meditar, y nos inspira el negro presagio de que los libros no sean nada. Pero puesto que vivimos, no está mal que les dediquemos unos ratos que nos hagan felices.

El viernes 14, la mañana nublada y cayendo un chirimiri sobre la ciudad, se ha inaugurado la Feria. Madrugador, me ha correspondido casi el honor de comprar el primer libro, o eso me ha dicho Ignacio, el librero de Los Terceros. "Lo tendré en cuenta", se reía. Luego, el sábado, mañana de sol novembrino, estuvo más animada la Feria, con buenos libros a la vista. Los que he comprado este año están muy bien. Aquí los refiero, en orden más o menos cronológico:

1.- Pedro Mejía (1547) : Diálogos. Edición de Isaías Lerner y Rafael Malpartida. Sevilla, Fundación José Manuel Lara (colección Clásicos Andaluces), 2006 [6 euros]. El primero es el "Diálogo de los médicos".

2.- C.P. Cavafis (1863-1933) : Obra poética completa. Edición bilingüe de Alfonso Silván Rodríguez. Madrid, Ediciones La Palma, 1991 [15 euros]. Como solemos decir, el libro "parecía que me estaba esperando". Apenas la noche del jueves habíamos asistido en el conservatorio "Cristóbal de Morales" a una velada musical de homenaje a los poetas Odysseas Elytis y Federico García Lorca, con música de Manos Hadjidakis, Mikis Theodorakis y Giorgos Kouroupós (éste al piano), las voces de Spyros Sakkás y Ioulita Iliopoulou, y la recitación castellana del mismísimo Alfonso Silván (bella voz), el traductor de Cavafis. Algo más que una casualidad (C.G. Jung pensaría que no).

3.- Eugenio Coseriu (1961) : Teoría del lenguaje y lingüística general. 3ª edición revisada. Madrid, editorial Gredos, 1973 [6 euros]. Sobre el interés académico, este libro tiene un valor sentimental. Allá por el curso 1981-1982 (hace ya un tercio de siglo) yo leía este libro en la biblioteca de la facultad de Letras.

4.-  Javier Tusell, José Calvo : Giménez Fernández, precursor de la democracia española. Título original : "Manuel Giménez Fernández y el catolicismo político y social en España", premio "Archivo Hispalense" 1989. Diputación Provincial de Sevilla, 1990 [10 euros]. Aún viven los últimos discípulos de este maestro sevillano, Giménez Fernández (1896-1968), ministro de Agricultura en la Segunda República, sobre el que se referían muchas anécdotas (como que en su clases de derecho canónico, hacía que se retirasen las alumnas en el momento de explicar el impedimento de impotentia coeundi). De él poseo la primera edición de sus Estudios de derecho electoral contemporáneo (Sevilla, 1925), con prólogo del profesor García Oviedo, y la reedición de la Universidad, de 1977, con nuevo prólogo de Manuel Olivencia (en que evocaba la vieja tertulia de la librería Lorenzo Blanco en el Salvador).

5.- Santiago Sebastián (1994) : Mensaje simbólico del arte medieval : Arquitectura, liturgia e iconografía. Madrid, Ediciones Encuentro, 2012 (5ª ed.) [5 euros]. Libro que se ha vendido bien, yo me llevé el último del lote del mostrador de la librería Urbano.

6.- Juan de Dios Ruíz-Copete : Narradores andaluces de posguerra. Historia de una década (1939-1949). Universidad de Sevilla, 2001 [3,50 euros]. Hace un par de semanas encontré en una librería de lance otro libro de Ruiz-Copete : Poetas de Sevilla: de la generación del 27 a los "taifas" de los cincuenta y tantos (Sevilla, Caja de Ahorros Provincial de San Fernando, 1971). Ruiz-Copete, abogado, escritor y crítico literario, criado en Arcos de la Frontera, fue también editor de una antología del poeta arcense Julio Mariscal Montes (1922-1977), publicada por la Universidad en 1978. Creo que es la primera antología de las muchas que habrían de venir de este poeta dignísimo.

Así que el balance de la Feria del Libro Antiguo de este año ha sido no bueno sino excepcional.

.

13 noviembre 2014

Porque son de Bilbao...


Otros "protestantes" por la crisis... Decididamente, si no existiese Bilbao y los bilbaínos, habría que inventarlos.

Imagen vía: [europapress]

10 noviembre 2014

Remedio para la deuda pública española

»Había hasta este punto guardado silencio el arbitrista, y aquí le rompió diciendo: ''Cuatro quejosos tales que lo pueden ser del Gran Turco ha juntado en este hospital la pobreza, y reniego yo de oficios y ejercicios que ni entretienen ni dan de comer a sus dueños. Yo, señores, soy arbitrista, y he dado a Su Majestad en diferentes tiempos muchos y diferentes arbitrios, todos en provecho suyo y sin daño del reino; y ahora tengo hecho un memorial donde le suplico me señale persona con quien comunique un nuevo arbitrio que tengo: tal, que ha de ser la total restauración de sus empeños; pero, por lo que me ha sucedido con otros memoriales, entiendo que éste también ha de parar en el carnero. Mas, porque vuesas mercedes no me tengan por mentecapto, aunque mi arbitrio quede desde este punto público, le quiero decir, que es éste: Hase de pedir en Cortes que todos los vasallos de Su Majestad, desde edad de catorce a sesenta años, sean obligados a ayunar una vez en el mes a pan y agua, y esto ha de ser el día que se escogiere y señalare, y que todo el gasto que en otros condumios de fruta, carne y pescado, vino, huevos y legumbres que han de gastar aquel día, se reduzga a dinero, y se dé a Su Majestad, sin defraudalle un ardite, so cargo de juramento; y con esto, en veinte años queda libre de socaliñas y desempeñado. Porque si se hace la cuenta, como yo la tengo hecha, bien hay en España más de tres millones de personas de la dicha edad, fuera de los enfermos, más viejos o más muchachos, y ninguno déstos dejará de gastar, y esto contado al menorete, cada día real y medio; y yo quiero que sea no más de un real, que no puede ser menos, aunque coma alholvas. Pues ¿paréceles a vuesas mercedes que sería barro tener cada mes tres millones de reales como ahechados? Y esto antes sería provecho que daño a los ayunantes, porque con el ayuno agradarían al cielo y servirían a su Rey; y tal podría ayunar que le fuese conveniente para su salud. Este es arbitrio limpio de polvo y de paja, y podríase coger por parroquias, sin costa de comisarios, que destruyen la república''. Riyéronse todos del arbitrio y del arbitrante, y él también se riyó de sus disparates; y yo quedé admirado de haberlos oído y de ver que, por la mayor parte, los de semejantes humores venían a morir en los hospitales.»

(De Miguel de Cervantes, El coloquio de los perros.)