27 junio 2006

Si quieres dar un mensaje...


Si quieres dar un mensaje, que sea un mensaje de amor... Era esta la frase sentenciosa escogida por Telecom Italia para cubrir la fachada en obras de la Chiesa della Trinità dei Monti, que pude ver en mi visita a Roma el mes de octubre de 2004. Inauguro mi blog bajo los auspicios de Mahatma Gandhi (pero... ¡y qué forma más sutil y 'políticamente correcta' de mezclar el infonegocio con la santidad! -Un punto para Telecom).

3 comentarios:

  1. Segundo blog que recibo esta semana, tendré que ir viendo su utilidad....Del primero me dicen que preferían llamarlo "Cuaderno", pero este me viene como "blog" y con un tema totalmente distinto.....interesante....SaludosJoaquín.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Felicidades Joaquín en esta nueva aventura ( no sabes aónde te metes...) donde darás rienda suelta a tus inquietudes y creatividad. Un fuerte abrazo desde Melilla. ( Jesús Debén )

    ResponderEliminar
  3. r e c u e r d o s
    A RAFAEL ALBERTI EN N.YORK
    ¡Qué contraste Rafael!¡Qué remanso y armonía!
    Cuando te acercabas a Cádiz
    como si nadando fueras por la bahía.
    El puerto, los astilleros,
    sus murallas, casas y paseos.
    La catedral y miradores,
    puertas de tierra y cañones.
    Alameda, luces y balcones.
    Barcos, pateras y pescadores,
    gente en la plaza de las flores.
    ¡Qué remanso y armonía
    de tu Cádiz reflejada en la bahía!
    ¡Qué contraste Rafael!
    Cuando a Nueva York fuiste
    allá por el ochenta y dos,
    ¡Qué mala impresión te causó!
    esas inmensas torres en la ciudad,
    cuyo reflejo en el mar no pudiste alcanzar.
    Cuando tantas veces tus pupilas,
    se inspiraron viendo a Cádiz en el mar.
    ¡Qué absurdo contraste, no pudiste soportar!
    Cuando a Nueva York fuiste
    allá por el ochenta y dos.
    Después, El Puerto de Santa María,
    adonde regresaste para vivir y soñar,
    desde tu arboleda perdida
    para lanzar tus semillas a la mar.

    Valdelagrana-2001

    ResponderEliminar