09 octubre 2007

No todo se lo ha tragado la tierra


Dice la esperanza: un día
la verás, si bien esperas.
Dice la desesperanza:
sólo tu amargura es ella.
Late, corazón... No todo
se lo ha tragado la tierra.

ANTONIO MACHADO

Estos versos, del libro Campos de Castilla, los he tomado de un libro al que tengo en gran aprecio, La teología de Antonio Machado (1975), de José María González Ruiz. La imagen del entierro del poeta en Collioure procede de la página Abel Martín. Revista de estudios sobre Antonio Machado.

12 comentarios:

  1. No todo, Joaquín.

    Ni tampoco todo es pasto del fuego, ni es arrastrado por ninguna corriente y tampoco todo es tan ligero para que se lo lleve el aire.

    Algo ha de quedar en pie de todo esto.

    ResponderEliminar
  2. Joaquin te invito a que leas con detenimiento la entrada que acabo de colocar aquí:

    http://nuevabiologia.blogspot.com/2007/10/el-carcter-en-la-antigedad.html

    Ya me dirás si hay o no hay un motivo común con la que aquí comentamos.

    ResponderEliminar
  3. No sé.

    Siempre me dió la impresión de que era forzar al autor eso de buscarle "teologías" o trascendencias cristianas a A.Machado; esas referencias de esos cuantos poemas, no dicen más que lo que dicen, y lo que dicen es poquito y de poco calado religioso. A.Machado no es un poeta con poesía religiosa digna de consideración como tal, y los que le admiramos no podemos buscar en su obra más de lo que hay.

    Eso opino yo, claro.

    +T.

    ResponderEliminar
  4. Terzio, en los poemas de Antonio Machado, lo más posible es buscar una filosofía y una teología "implícitas". No son teología discursiva ("sermo de Deo"). Volvemos a la "ciencia ínfima".

    ResponderEliminar
  5. Emilio, sobre lo que haya de quedar de nosotros, el error sería pretender explicarlo con lentes científicas: la ciencia no va más allá de los procesos materiales. La esperanza (aquí expresada poéticamente) nos dice otra cosa.

    ResponderEliminar
  6. Ya, Joaquín, la Ciencia con lo material y la Religión con lo espiritual, ya. ¡Que bonito!.

    Lástima que tan bonito no sirva porque ambas, Ciencia y Religión pertenecen al dominio del hombre y el hombre no es ni material, ni espiritual, ni se debe a la Ciencia, ni se debe a la Religión.

    ResponderEliminar
  7. Vaya, Emilio, ahora estoy aprendiendo. Tengo que revisar mis ideas. ¿Entonces, eso que somos nosotros, se escapa de nuestra posibilidad de reflexión? Lo creo, porque me gusta invocar a este propósito el dicho de que "nadie puede saltar sobre su propia sombra".

    ResponderEliminar
  8. Me parece que no; cuando en un poeta la fe inspira poesía, no es un verso suelto passim: Se impone como el amor, como la muerte, o más fuerte, incluso.

    Sobre el blog de neo-biología: Muy estremecedora la conclusión convencionalista-plural-gerundiva sobre el sentido de la vida: "...el que entre todos le vamos dando"; eso es tan bueno para validar desde el horror nazi hasta la manipulación de un embrión de hombre que se esté cometiendo en este momento (más todo lo que pueda caber).

    Tremendo, y sin poesía.

    +T.

    ResponderEliminar
  9. Precioso poema. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  10. En torno a Antonio Machado y el comentario de Terzio: puedo afirmar y afirmo (espero que se me conceda alguna autoridad al menos en esto)que la filosofía de AM es esencial y profundamente cristiana. Su ideal no es Sócrates, sino Cristo. Esto está rotundamente expresado, no en su poesía (aunque algo se insinúa), pero sí en su prosa y también en su teatro (que es tan suyo como de Manuel).
    En lo que duda AM, o parece dudar, es si Cristo fue divino o fue "divinizado". Dejemos la cuestión para otro día.
    En cuanto al libro de González Ruiz, no es malo, pero tampoco bueno: se le escapa lo mejor.
    Los mejores estudios sobre AM, a este respecto, son los de José María Valverde y, sobre todo, José Luis Abellán ("El filósofo Antonio Machado"). Y malo, malo, tendencioso y falaz, el de Sánchez Barbudo.
    Pero insisto: JHS está en el "centro" del pensamiento machadiano.
    Si Dios me da salud y tiempo -sobre todo tiempo- espero escribir pronto más extenso sobre esto. Ya va siendo hora de poner en claro el pensamiento de AM, que algunos han secuestrado y, claro, tergiversado.

    ResponderEliminar
  11. Esperamos tu libro, Enrique.

    ResponderEliminar
  12. Pues me temo que será buscar lo que no hay y encontrarse lo que se ha llevado como intención (que es lo que suele pasar en casos así).

    - Observación que hago con todos los sorrys que educadamente se me admitan, of course -.

    +T.

    ResponderEliminar