25 noviembre 2006

En la espero te esquina


En la nota anterior, el blogger gallego Mendinho sugería hacer una colección de "faltas ortográficas en la hostelería". Aunque hay erratas y gazapos graciosos, prefiero dirigir la atención a las creaciones poéticas de genios anónimos, como la del rótulo de este bar afamado de mi ciudad, "En la espero te esquina".

Hoy Sevilla parecía Londres o Santiago de Compostela, entre la bruma y la lluvia. He aprovechado que ha amainado el temporal para acercarme a la calle Corral del Rey, en la parroquia de San Isidoro, y con la cámara digital he tomado la imagen de la placa en la "esquina" famosa. Pronto celebra el cincuentenario.

12 comentarios:

  1. Joaquín, yo sufro dislexias cuando duermo poco y el cerebro me va más deprisa que la lengua:)y un día, palabra, solté: ¡Falda, ya me he comprado la Montse!

    Pero dejarlo escrito para la posteridad tiene más mérito. Tu foto: un logro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En Sevilla tengo visto yo tambien un "Jamón Donalds"

    ResponderEliminar
  3. Magnífico. En la confusión, tan graciosa, entreveo, aprovechando la niebla novelesca, toda una historia: la ansiedad de un primer encuentro que precipita y entremezcla las palabras.

    ResponderEliminar
  4. Una idea encantadora, sin duda. Esos son los nombres que no se olvidan. Me alegro verte de nuevo en activo, querido amigo. Besos.

    ResponderEliminar
  5. por lo que cuentas es un lugar que debo conocer.
    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Bienvenido, Persio. Este bar está en una zona muy "movida" y progre de Sevilla, la Alfalfa.

    Ya he visto en tu bitácora que eres un beatlemaníaco. Este fin de semana he tenido oportunidad de escuchar, "live", al grupo sevillano "Los Escarabajos". ¿Los conoces?

    ResponderEliminar
  7. Hay dos rótulos de tienda que me han robado el corazón. Son denominaciones "normales" que resultan poéticas y elocuentes:

    En la Travesera de Gracia de Barcelona. Ya no existe. Se trataba de un recadero a los que conocí casualmente mucho más tarde de haberlo visto:

    "El rayo soy, donde me llaman voy".

    En la Plaza de Mostenses de Madrid donde tuve mi primera oficina frente al mercado. Un colmado, no se si seguirá:

    "El sol sale cada día".

    ResponderEliminar
  8. Entonces, la gente dice:

    -oye, cariño, que me voy a tomar el café en el "En la espero te esquina"

    O lo dicen bien?

    ResponderEliminar
  9. Jaja, buena pregunta, Pies Diminutos. Más bien decimos "en la esquina", y ya está.

    ResponderEliminar
  10. Pensé que estaba escrita a propósito:

    Asómate a esa vergüenza
    cara de poca ventana
    y échame un jarro de sed
    que me estoy muriendo de agua

    ResponderEliminar